Vida

Mundo misterioso.

   Aquellos comportamientos cuyo mecanismo no alcanzamos a conocer correctamente los atribuimos al instinto.

  Por instinto la abeja, que con cera blanda forma celdillas hexagonales en el panal, nunca se le ocurriría construir su hogar con forma de farol, como hacen las avispas, hecho de pasta de madera triturada o el hornillo de barro, verdadera obra de alfarería de los abejorros, todos ellos viven en comunidad, se someten a unas leyes estrictas que marcan su existencia en rigurosos rangos de reinas, obreras o soldados. Sabemos que el comportamiento es así y no de otra forma, porque la naturaleza aún está llena de misterios para el hombre.

Abejas  Hormigas  Nido de avispas

Pájaro hornero  Hormigas Abeja

   Una definición amplia de instinto lo considera como “una disposición innata que tiende, a través de una serie de conductas, a responder a ciertas necesidades de supervivencia, a pesar de que la criatura no sea consciente de este propósito”. Lo cierto es que, gracias al instinto, el mundo animal se perpetúa y nos muestra las maravillas de una naturaleza vital y emocionante.

Fuente: Revista Pelo, Pico, Pata, año 1, nº 9. Editorial, Antena 3.

 

Bienestar animal.

  La preocupación sobre el bienestar animal ha venido creciendo desde finales del siglo pasado como consecuencia de las repetidas demandas de organizaciones ambientalistas y/o protectoras de animales sobre abusos que el “ser humano” hace de los mismos. Muchas de tales demandas se basan en la preservación del espacio del hoy llamado “animalismo” a diferencia del “humanismo” que debemos aplicar en el trato con los animales como medio para la preservación de la Biodiversidad y finalmente de los seres vivos sobre la tierra.

  El bienestar de los animales es una cuestión de interés público compleja y multifacética que incluye importantes dimensiones científicas, éticas, económicas y políticas. Por ser un tema de importancia creciente en la sociedad, ha de abordarse sobre bases científicas fidedignas.

  Unos definen al bienestar animal, como “el estado en el que se encuentra el animal que trata de adecuarse al medio”. Por su parte De la Sota (2004), es más amplio cuando define al BA, y dice que es “el conjunto de medidas para disminuir la tensión, sufrimiento, traumatismo y dolor de los animales durante su traslado, exhibición, cuarentena, comercialización, aprovechamiento y sacrificio”. Sin embargo Fraser (1989) dice que el bienestar animal comprende ambos aspectos, el físico y el psicológico, éstos normalmente coexisten”.

  El bienestar físico se manifiesta principalmente por el buen estado de salud. Sin embargo el aspecto psicológico ejerce un papel cada vez más importante, por lo que las observaciones de Hurnik (1988), dicen que “el B. Animal es un estado o condición de armonía física y psicológica entre el organismo y su medio”. La Real Sociedad para la prevención de la crueldad (RSPCA, 1992) llama la atención sobre: “el estrés de los animales de experimentación y la necesidad de alivio cuando se asocia al sufrimiento”.

  El enfoque varía desde el empleado con la problemática de los animales criados y mantenidos en laboratorios para investigación de vacunas, biológicos y farmacológicos destinados a la protección de la salud en diferentes especies animales, de aquellos animales de distintas especies sometidos a la explotación intensiva de carne en los corrales de engorde y otros sistemas de producción ganaderos; sin dejar de tener en cuenta la situación de aquellas especies animales que están en mayor proximidad del ser humano conviviendo en la residencia del hombre, como son las mascotas. Sin embargo, a los animales de trabajo, se les deben aplicar mayor atención, debido a que son fuentes de ingresos para el hombre. En la mayor parte de los casos, en éstos se tiene menos en cuenta las recomendaciones de bienestar animal.

  Algunas medidas del bienestar animal comprenden la evaluación del grado de afectación de las funciones asociadas a una determinada lesión, enfermedad o la desnutrición, las necesidades de los animales y su estado de humor, indicando si tienen hambre, dolor o miedo, gracias a la mediación de la intensidad de sus preferencias o aversiones. Otras medidas evalúan los cambios o efectos que a nivel fisiológico, comportamiento e inmunológico manifiestan los animales frente a distintas situaciones.     

Fuente: DMV.M.An.Sc. Hugo L. González M.

 

Flora

La flora paraguaya refleja la gran diversidad de regiones del territorio de Paraguay. En el Chaco, territorio occidental, predomina la vegetación espinosa semi-árida en el oeste, bosques húmedos en el nordeste, y sabanas con ciertas especies como el caranday, en el sureste.

Caranday Flor espinosa

En la región oriental destacan los bosques húmedos, campos cerrados y sabanas abundantemente regadas por una extensa red de ríos y arroyos. Los grandes bosques del Alto Paraná forman parte del Bosque Atlántico, uno de los ecosistemas más importantes del planeta y que incluye zonas de Brasil y argentina.

Bosques húmedos Bosques húmedos

Especies vegetales originarias de Paraguay son árboles como el lapacho, el palo santo, la carova, el urundey y el tataré. Entre los frutales destacan el pindó, el coco y el guayabo. Además, la emblemática yerba mate, la yerba dulce de Paraguay y algunas hierbas medicinales.

Ruda Romero Manzanilla

Según el Informe GEO4, Perspectivas del Medio Ambiente Mundial 2007, el daño económico está creciendo, en parte, porque más gente está en riesgo. La falta de capacidades de adaptarse y la falta de sistemas de observación y monitoreo, construcción de capacidades y marcos políticos, institucionales y tecnológicos apropiados, ponen trabas a la habilidad de la región para mitigar y adaptarse al cambio climático.

Esta situación también produjo una explosiva liberación de epidemias que anteriormente estaban bajo control, manifiesta, la ONU. Esto se debe al aumento de la temperatura de la tierra, las precipitaciones y la caída en los gastos de salud. Las enfermedades transmitidas por vectores como la malaria, el dengue, fiebre amarilla y peste bubónica “ahora suponen un mayor riesgo”.

El organismo supranacional advierte que el comercio, la urbanización no planificada y la falta de planificación en el uso de la tierra “están conduciendo su conversión (de los bosques) a pastizales y a monocultivos para la exportación”. Asimismo explica que “la deforestación afecta la cantidad y calidad del agua, causando más erosión del suelo. Daña la biodiversidad y es una importante fuente de emisiones de gases de efecto invernadero”.

Los eventos climáticos extremos se han incrementado durante los últimos 20 años en América Latina y el Caribe, explica el informe. Agrega que el número, frecuencia, duración e intensidad de las tormentas tropicales y los huracanes del Atlántico Norte son un ejemplo.

“Tu planeta te necesita”

Fuentes:

http://www.jardineria.pro/06-01-2009/varios/flora-de-paraguay

http://www.ultimahora.com/notas/70368-Paraguay-redujo-deforestaci%C3%B3n,-pero

Fauna del Paraguay

Los datos más recientes indican que sobreviven actualmente más de 200 especies de peces y solo el 0,3% son comercializadas; 645 tipos de aves, de estas sobrevive una enorme variedad que va desde los llamativos papagayos hasta pequeños pájaros de delicioso canto, y 167 de mamíferos que muchos de ellos son poco conocidos en Sudamérica.

Tipos de aves    093grande    yaguarete

  La fauna engloba especies como el armadillo, el capibara, la vizcacha, el yacaré o caimán de hocico ancho, el agutí, el guanaco, el grisón, el yaguareté, el mboi yaguá, el yaguá yvyguy, el carpincho, el puma, el yurumí, el mboreví o tapir, el ciervo de los pantanos, el caguaré, el carayá, el mykuré, y algunos en vías de extinción como el taguá, el aguará guazú, el tatú carreta y el pato serrucho que en otros tiempos convivieron con quienes aún habitan la zona: pecaríes, corzuelos, conejos de los palos, monos, gatos monteses, hurones, zorros, zorrinos, nutrias, ardillas, comadrejas, ranas, sapos, y varias especies de serpientes. Entre las aves locales se encuentran el papagayo rojo, el tucán, taguato ruvicha, el cisne de cuello negro, el hornero de copete, el ibis, la garza, el loro, el ñandú, el tuyuyú cuartelero, el yrybú, el chahá, el ypaka’a, el guacamayo azul, el pájaro campana, el san francisco, el corochiré, el ñakurutú, y el perico, muchas de estas aves tienen plumajes muy hermosos y llamativos. En 2004 había un total de 50 especies amenazadas, y miles de roedores e insectos de todo tipo.

“La inconciencia del hombre”.

La cacería indiscriminada, el tráfico y comercio de especies, la explotación irracional de los bosques, así como las transformaciones ambientales, la deforestación para uso agropecuario y ganadero que convierten a los bosques en inmensos pastizales, la contaminación del suelo y del agua, la alteración de ríos por medios de represas hidroeléctricas, la introducción de especies exóticas, ocasionan una grave disminución de la riqueza natural y la eliminación de ecosistemas enteros.

Los sistemas naturales sufren un rápido proceso de transformación, y con ello la perdida de hábitat tanto de animales como de vegetales, haciendo que muchos de ellos se encuentren amenazados y /o en peligro de extinción.

350px-Turismo_rural_Paraguay

070807181905782

PalmsavannaMbaracayu_000

 

 

 

Una-mirada-al-Chaco.-DSC02479

reservacarara

 

 

 

El Paraguay tiene unas 40 Áreas Silvestres Protegidas, la mayor de las cuales es el Parque Nacional Defensores del Chaco, ubicado al norte de la Región Occidental, de 780.000 hectáreas. En esta región se encuentran otros parques de importantes dimensiones como el del Cerro Guaraní Timané, el de Laguna Inmakata y el Parque Nacional Río Negro. Entre las reservas más importantes de la Región Oriental se puede mencionar el del Bosque Mbaracayú.

 

Ahora bien, la pregunta es:

¿Qué podemos hacer para conservar y proteger nuestra fauna?

 

Fuentes:

http://www.salvemoslos.com.py/

http://www.folkloredelnorte.com.ar/biologia/chaco.htm

http://www.paraguay.com/turismo/fauna_y_flora.php

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.